5 olores que odia tu perro

  • 20 febrero, 2018

(Prensa Nevado/ 20-02-18) En comparación con el humano, el olfato de un perro es increíblemente más afinado: ¡entre 10 mil y 100 mil veces mejor! Los canes son capaces de identificar mínimas partículas contenidas en el aire o en objetos a largas distancias gracias a que poseen entre 200 y 300 millones de células olfativas (los humanos tenemos unas 5 mil).

El olfato de los perros es su sentido más desarrollado y esto explica su frenético afán por oler cosas, sobre todo aquellas que le indican que algo es comestible. Su excelente nariz puede identificar miles de cosas que les resultan vitales logrando crear un mapa olfativo muy preciso de su entorno: lugares, objetos, juguetes, cosas ricas o “ñumis”, personas, venenos, feromonas y otros animales. Pero es justamente por su perfeccionado sentido del olfato que muchos olores les pueden resultar sumamente odiosos e insoportables. Conoce qué olores les molesta a tu perro y ayúdalo a respirar y vivir más feliz.

1. Cítricos

El olor que desprenden las frutas cítricas como el limón, la naranja o la mandarina, les resulta casi insoportable a nuestros perros en especial si son concentrados. Imagina: si a nosotros nos resulta intenso el olor a cítrico, imagina cuán molesto e insoportable le puede resultar a nuestro amigo peludo. A los perros no solo no les gusta ese olor, además les puede llegar a causar irritación en sus vías respiratorias. De manera controlada, los aromas cítricos pueden ser utilizados en casa para evitar que tu perro orine o tome cosas prohibidas rociando sobre ellas solo una mínima cantidad bien diluida. Recuerda: la idea no es hacer insoportable su vida.

2. Vinagre

El fuerte aroma que desprende el vinagre es absolutamente desagradable para los perros. No por casualidad este producto ha sido utilizado en muchas ocasiones para marcar lugares del hogar donde no se desea encontrar su orine. Bien diluido puede ser una buena opción para rociar en las patas de los muebles para evitar mordiscos o marcas. Pero nunca rocíes vinagre sobre un can ya que les resulta insoportable.

3. Alcohol

Puede ser que el olor del alcohol –en cualquiera de sus presentaciones- sea uno de los olores que más detestan los perros. En algunos casos puede resultar necesario usar alcohol antiséptico para limpiar la piel de tu peludo antes de una inyección o para curar una herida, pero es importante nunca colocarlo cerca de su hocico pues podría causarle fuertes irritaciones en sus vías respiratorias. De acuerdo con el grado de concentración del alcohol se hará más o menos soportable para un perro.

4. Ají

El ají es un alimento altamente irritante, sobre todo para los perros por su sentido del olfato muy desarrollado. Es por ello que evitan todos los objetos que les huelan a ají pues les causa una irritación muy fuerte en su nariz, que puede llegar ser muy dolorosa.  Sabiendo esto, procura lavarte muy bien las manos luego de haber manipulado ajíes antes de tener contacto con tu perro.

5. Productos de limpieza

Lograr que nuestro hogar huela a limpio les puede resultar muy molesto a la nariz de nuestros peludos. La mayoría de los productos de limpieza contienen cloro, lejía e incluso amoníaco, que son muy fuertes y pueden causar irritación en las vías respiratorias y esófago de los perros. Además, muchos desinfectantes también contienen fuertes aromatizantes concentrados con los que hay que tener cuidado, sobre todo aquellos con olores cítricos. Lo mejor que puedes hacer es sacar a tu perro del área que estás limpiando hasta que esté seco y el olor haya desaparecido para evitar que la faena también se convierta en un episodio desagradable para él.

Aunque los productos de limpieza no les resultan atractivos a los perros por sus fuertes olores, nunca los dejes a su alcance pues son altamente tóxicos y podrían matarlos si llegan a ingerirlos por accidente. Recuerda que un pote de plástico podría convertirse en un divertido juguete para un cachorro pero si lo llegase a morder y logra ingerir algo de químico, esto podría poner en grave riesgo su vida.

T/MR