¿Conoces sobre la Piómetra?

  • 22 febrero, 2018

Mantenga el control veterinario de su animal y evite este padecimiento.

Aun cuando el índice de mortalidad es muy bajo, 5%, la adecuada atención médica puede evitar un fatal desenlace de esta enfermedad que puede afectar a las hembras maduras sexualmente y que no hayan sido fecundadas en su ciclo de celo.

(Prensa Nevado/22-02-2018).-Estar alerta ante cualquier modificación en la conducta de su gata o de su perra, puede ser la clave para detectar cualquier enfermedad y evitar un desenlace fatal producto de una Piómetra no tratada.

Efectivamente, si usted observa un repentino cambio físico o en la conducta de su animal, que se expresa en fiebre, abultamiento del abdomen, flujo amarillento, vómitos, aletargamiento, fatiga, pérdida de apetito, aumento en la ingesta de agua (polidipsia) aumento en la frecuencia de orinar, (poliuria) y/o deshidratación, le recomendamos consultar a su veterinario, por cuanto su animal podría estar sufriendo de Piómetra.

¿Qué es la Piómetra? Se trata de una infección uterina purulenta, (llena de pus) que afecta por igual a felinas y caninas. Suele presentarse en algunas hembras que han alcanzado la madurez sexual, mayores de siete años, que no han sido esterilizadas, ni fecundadas; pero también puede presentarse en animales más jóvenes que han estado en celo y no han sido fertilizadas. Se trata de una patología delicada que debe ser atendida adecuada y oportunamente para evitar un fallecimiento prematuro.

¿Cómo se contrae?

Para conocer de manera acertada las implicaciones, consecuencias y medidas preventivas para proteger a nuestros animales de esta enfermedad, consultamos al doctor Jorge Luis Tartaret, médico veterinario y Coordinador de los Centros Veterinarios Integrales, CVI, de la Misión Nevado.

Al respecto, el especialista, inicialmente nos precisó la etimología del término Piómetra; al descomponerlo nos queda pio que nos remite a la palabra pus, y luego tenemos metra que se refiere al endometrio. Seguidamente, destacó que como las mayorías de las infecciones, ésta se contrae a partir del contagio con una bacteria la cual se aloja en el cuello uterino de las hembras caninas y felinas.

La batería Escherichia Coli es la responsable de este padecimiento. Ésta llega al cuerpo del animal de diferentes maneras, una de ellas, puede ser que cuando la hembra orina pegue su vulva al piso y alguna bacteria del lugar se aloja en sus órganos; también puede adquirirse en la última etapa del celo del animal, o de un celo no fecundado, ya que durante esta etapa, aumentan los niveles de progesterona y esto facilita las condiciones para este tipo de infección.

Aun cuando los índices de mortalidad por esta patología son sumamente bajos, (5%), de no tratarse a tiempo sí podría ser mortal, por lo que los veterinarios recomiendan solicitar una consulta médica en caso de detectar alguna anomalía. La Piómetra ha sido comparada con la apendicitis ya que ambas enfermedades producen acumulación de pus.

Lo más importante es la prevención de esta enfermedad, por lo tanto la Fundación Misión Nevado recomienda y ofrece gratuitamente la esterilización como la opción más pertinente; de igual modo aconsejan evitar tratamientos hormonales arbitrarios y llevar un registro exacto de las fechas de celo, esto último facilitará distinguir entre un sangrado normal y anormal.

Síntomas que no deben descuidar

Si usted observa en su animal alguno o varios de estos síntomas, no dude en acudir a su veterinario, porque tal vez esté ante una paciente con Piómetra.

  • Fiebre

  • Vómitos

  • Diarrea

  • Deshidratación

  • Fatiga y aletargamiento: su animal está apagada y no responde a los estímulos con facilidad

  • Falta o reducción del apetito.

  • Aumento en la frecuencia de orinar, (poliuria)

  • Aumento en la ingesta de agua (polidipsia)

  • Inflamación abdominal

  • Flujo amarillento

  • Cuando es un caso de Piómetra abierta se presentará una secreción mucosa y sanguinolenta que podría llegar a ser confundida con el celo.

No olvide que nuestros animales de compañía necesitan atención médica veterinaria de manera regular, para así detectar cualquier afección en su salud y brindar la atención oportuna.

T/MR